El término Lipoescultura, se refiere al remodelado del cuerpo a través de la lipoaspiración (saca la grasa de donde esta en excedente) y a la inyección de grasa en sitios que se desea aumentar el volumen o rellenar depresiones.

El objetivo principal de la lipoaspiración es eliminar el tejido adiposo que se acumula en algunas partes del cuerpo que son muy resistentes a los métodos tradicionales de adelgazamiento.

Básicamente no es un tratamiento para bajar de peso, sino que tiene el objetivo de mejorar el contorno corporal, aunque en algunos casos se pueden bajar algunos kilos luego de una lipoaspiración importante.

Durante el transcurso de la vida, la grasa del organismo se distribuye selectivamente con mayor densidad en ciertos sectores, que se va modificando con el correr de los años.
Los adipocitos o células adiposas se reproducen en el ser humano hasta la edad de entre 20 y 25 años, luego, en caso de engordar, esta misma cantidad de células almacena mayor cantidad de grasa. Es por este motivo que durante la infancia y adolescencia se define si la persona tendrá tendencia a la obesidad o delgadez.
Este es el fundamento que sustenta la durabilidad de la Lipoescultura, e implica que si el individuo come excesivamente luego de haberse operado, ganará peso, engordará, pero en forma uniforme.

Hay varias técnicas para realizar la Lipoescultura, (puede ser tumescente, ultrasónica o convencional), se puede realizar bajo anestesia local, sedación o general, dependiendo de la magnitud y zonas a tratar.
Se realiza en forma ambulatoria, a menos que se haga simultáneamente con otros tratamientos estéticos.

¿Cómo saber si las caracteristicas de su adiposidad mejorarán con una lipoaspiración?

Los mejores beneficios con la lipoaspiración se obtienen en aquellas personas de piel firme y elástica, que tienen adiposidades localizadas en algunas áreas del cuerpo.

En el postoperatorio, se recomienda reposo por entre 24 y 48 hs. y luego actividad sedentaria por el primer mes. La utilización de faja o ropa compresiva se debe usar durante este periodo de tiempo. Después de la cirugía Ud. observará que el líquido que sale por las incisiones moja las curaciones. Generalmente se coloca un vendaje elástico o una prenda especial para comprimir la superficie tratada durante varios días.

Para optimizar la evolución y eliminar el edema, se aconseja realizar drenaje linfático.
Los resultados finales se aprecian aproximadamente al tercer mes, donde el edema desaparece completamente.

En casos donde además del exceso de grasa hay flaccidez de piel, puede ser necesario la combinación de la lipoaspiración con una dermolipectomía. Esto es frecuente en individuos que han variado de peso o tenido embarazos y la piel se estiró y perdió la capacidad de retraerse.

Es importante conocer que la lipoaspiración no es un tratamiento para la celulitis.

Su nuevo aspecto

Ud. notará una diferencia casi inmediata en el contorno de su cuerpo, a pesar del edema (hinchazón) que se va a reabsorber en forma paulatina. Después de tres meses, el edema residual desaparece y la forma es la definitiva. Sentirá su ropa holgada y su cuerpo más cómodo. Aproveche para incorporar una dieta saludable y un plan de ejercicios adecuado para mantener y mejorar estas ventajas.

WhatsApp chat