El aumento de glúteos, es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar el tamaño y la forma de los glúteos por las siguientes razones:
– Mejorar el contorno corporal
– Corregir una reducción en el volumen glúteo tras ciertas enfermedades.

  • ¿Quién es el mejor candidato para un aumento de glúteo?
  • ¿Cómo es la cirugía?
  • ¿Cuándo volveré a la normalidad?
  • ¿Es un procedimiento seguro?

¿Quién es el mejor candidato para un aumento de glúteo?

Todo aquel paciente que desee mejorar el contorno corporal. Es necesario valorar y discutir las expectativas con su cirujano plástico. Se utilizan implantes de silicona rellenos de gel cohesivo biodimensionales y adaptados a las características del glúteo.

¿Cómo es la cirugía?

Se pueden escoger diferentes tipos de implantes. Existen prótesis redondas y ovales, de alto o bajo perfil y cada una de estas prótesis tienen su indicación.
La elección del implante varia según el sexo del paciente y lo que deseemos conseguir.

La intervención se realiza habitualmente con anestesia intraraquidea y sedación, y su duración es de 90-120 min.
La incisión se realiza en el pliegue interglúteo, creamos un bolsillo intramuscular, el implante se centra en el gluteo y colocamos tubos de drenaje que mantendremos 2-3 días. Se cierra la herida por planos y colocamos unos apósitos que se mantienen varios días para permitir que la cicatrización sea correcta.

¿Cuándo volveré a la normalidad?

Las molestias que siguen a la intervención son tratadas con medicación. Al cabo de 2-3 días retiramos los vendajes y drenajes y colocamos una faja que llevará durante un mes. Las suturas se retiran en dos semanas. Las sensaciones de tensión en la piel son normales y van disminuyendo junto con la inflamación en las siguientes semanas.
Sus glúteos estarán más sensibles a la estimulación directa en dos o tres semanas, de forma que debe evitar el contacto físico. Después volverán a su estado normal. Las cicatrices se irán atenuando progresivamente.

¿Es un procedimiento seguro?

Como en cualquier operación, hay riesgos asociados a la cirugía (hematoma, seroma, infección, apertura de la herida, alteraciones de la cicatriz, etc ) y complicaciones especificas del procedimiento característicos de implantes de glúteos.
Como en cualquier intervención se produce inflamación y edema que se atenúan colocando drenajes durante 2-3 días.
Un pequeño porcentaje presenta complicaciones propias de toda intervención quirúrgica: hematoma, seroma, infección, apertura de la herida, alteraciones de la cicatriz, etc. Así como los característicos de los implantes de glúteos: contractura capsular con asimetrías o cambios de forma, exudado de gel, calcificaciones, alteraciones de la sensibilidad, movilización, etc. Alteraciones neurológicas como parestesia, prurito, dolor, anestesia transitoria.

Es Importante

Evitar mojar la cicatriz mientras tenga el vendaje o no sea autorizada expresamente.
Dormir o descansar boca abajo evitando apoyarse directamente sobre los glúteos.
Tener cuidado al sentarse, de manera que se apoye únicamente en la parte media del glúteo: esto hará que las prótesis se mantengan en su posición. Ha de evitar sentarse o apoyarse directamente sobre cada una de las nalgas.
No realizar ejercicios violentos o gimnasia hasta después de la octava semana.
La correcta observación de estas recomendaciones le permitirá un post-operatorio más tranquilo y confortable. El resultado estético de los glúteos depende en gran parte de estos cuidados. La decisión de realizar un aumento de glúteo es altamente personal, incluso puede haber personas que no lo entiendan. Lo importante es como se sienta usted con una forma mejor.

WhatsApp chat