La Braquioplastia es la técnica quirúrgica encaminada a mejorar el aspecto de las extremidades superiores mediante resección del exceso dermograso de cara interna de ambos brazos. Lo que pretendemos con esta cirugía es conseguir unos brazos estilizados y armónicos con el cuerpo.

  • ¿Quién es el candidato ideal para esta cirugía?
  • ¿Qué aspectos evaluará mi cirujano?
  • ¿Qué anestesia se utiliza?
  • ¿En qué consiste la cirugía?
  • ¿Qué puedo esperar durante el proceso de recuperación?
  • ¿Qué riesgos existen?
  • ¿Cuándo puedo volver a mi vida normal?

¿Quién es el candidato ideal para esta cirugía?

Si ha sufrido grandes pérdidas de peso como consecuencia de dieta o tras cirugía de By-pass gástrico y su estado de salud es bueno, debiera considerarlo.
El candidato ideal para someterse a una “Braquioplastia” es aquel hombre o mujer con exceso de piel en la cara interna de brazos, preferentemente sano y con peso estable.

¿Qué aspectos evaluará mi cirujano?

Durante la consulta inicial, se evaluará su estado de salud, la calidad y cantidad de grasa acumulada en la zona y la flaccidez de la piel. No olvide mencionar si es fumador o si está tomando alguna medicación. Si ud. fuma debe eliminar este hábito por lo menos dos tres semanas antes porque dificulta la cicatrización. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca.

¿Qué anestesia se utiliza?

Este tipo de intervención quirúrgica la mayoría de las veces se realiza con anestesia general y en ciertos casos evaluados se puede realizar bajo anestesia local y sedación .

¿En qué consiste la cirugía?

La cirugía consiste en la resección del exceso dermograso que puede ser:

  • Braquioplastia simple: Indicada en paciente jóvenes, cuya laxitud cutánea queda circunscrita solo a la cara interna de brazos.
  • Braquioplastia con extensión axilar y torácica: Para aquellos casos de pacientes de más edad, que no solo presentan “brazo en péndulo”, sino que además el exceso de piel se prolonga hacia la zona submamaria y torácica.

Las cicatrices irán mejorando con el transcurso del tiempo.

¿Qué riesgos existen?

Como posibles, aunque raras complicaciones, cabe mencionar la pérdida de vitalidad (necrosis), seromas y/o hematomas que requieran evacuación y cicatrices hipertróficas.

¿Cuándo puedo volver a mi vida normal?

Después de la operación el paciente llevará una faja elástica en cada brazo por un periodo de 15- 20 días.
Durante los primeros días pueden notarse inchazon de los brazos, algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Su cirujano plástico le dará instrucciones para ducharse, cambiarse los vendajes y cuando volverá a su trabajo de acuerdo a la actividad que realice.
No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo. Las cicatrices durante los primeros 3 a 6 meses son notorias, de color rojo-vinoso, por tanto tendrá que esperar entre 12 y 18 meses para que la cicatriz se aplane y aclare. No obstante las cicatrices no desaparecerán nunca.

WhatsApp chat